top of page
  • Foto del escritorLuis De Sigmaringa Rodríguez

Cuándo caduca una deuda

Casi todo en esta vida tiene fecha de caducidad y las deudas, sanciones y multas no son diferentes. Pasado un tiempo, los acreedores ya no podrán seguir reclamando.

La deuda se ha convertido en uno de los grandes lastres de las sociedades modernas y del propio sistema capitalista. Endeudarse hoy en día es tan fácil que resulta complicado encontrar a alguien que no haya pedido un préstamo o un crédito alguna vez en su vida. Sin embargo, no todas las deudas son iguales. En otras palabras, no es lo mismo que tu acreedor sea un banco a que lo sea el propio Estado o Hacienda ni tampoco que sea una deuda por tarjeta de crédito que una hipoteca.

Lo que no cambia es la posibilidad de reclamar el pago de las deudas. Dicho de otra forma, que el acreedor pueda exigir que hagas frente a tus obligaciones.

Por fortuna, no se trata de un derecho eterno. Aquí también hay una serie de límites sobre el tiempo máximo que se puede reclamar una deuda. Según figura en el Código Civil y más concretamente en su artículo 1961, las deudas “prescriben por el mero lapso de tiempo fijado por la ley”. Es decir, que toda deuda tiene fecha de caducidad y una vez se alcanza, prescribe y no se podrá reclamar. Condiciones para que prescriba una deuda

¿Cuándo caduca una deuda en España? Como punto de partida, el plazo de prescripción de una deuda varía entre 3 y 15 años dependiendo del tipo de deuda. Sin embargo, para que una deuda cauque deben darse dos condiciones inequívocas. ¿Cómo prescribe una deuda?


Cuando se dan alguno de los siguientes supuestos:

  • Que el acreedor no haya ejercido ninguna acción extrajudicial ni judicial mediante, por ejemplo, el envío de una carta o requerimiento notarial exigiendo el pago.

  • Que el deudor no haya reconocido ni aceptado de forma expresa o tácita la deuda pendiente de pago.

¿Qué quiere decir esto?

Para que termines de entenderlo. Si el acreedor demanda, se interrumpe el plazo de prescripción de la deuda y deja de correr el tiempo. Lo mismo ocurre con las deudas municipales, con Hacienda o con el Estado. Una vez se recibe la carta reclamando las cantidades adeudadas, el reloj para que caduque la deuda se detiene. De no ser así, una vez cumplidas ambas condiciones, sólo será cuestión de tiempo que las obligaciones de pago desaparezcan y que la deuda se extinga.

Plazos de prescripción según el tipo de deuda

Esta es la normativa general. A partir de ahí existen particularidades según el tipo de obligación. A fin de cuenta, no se extingue ni caduca igual una deuda empresarial que otra personal Estos son los plazos de pago para las deudas más habituales.


Cuándo prescribe una deuda hipotecaria

La ley es clara y establece en el artículo 1964 del Código Civil que las deudas hipotecarias vencerán al cabo de 20 años desde la fecha de vencimiento que inicialmente fije el préstamo. Eso sí, en este caso resulta complicado pensar que se pueda cumplir el primero de los preceptos. Si no pagas, el banco reclamará judicial y extrajudicialmente. En la mayoría de casos el banco esperará hasta tres meses antes de poner en marcha toda su maquinaria legal. Eso sí, para entonces habrás acumulado suculentos intereses de demora. El resultado final en caso de no pagar la deuda de la hipoteca es que el banco embargará tu casa y la subastará. Además, en caso de que lo obtenido no salde la hipoteca, seguirás debiendo dinero al banco. En resumen: estas deudas caducan a los 20 años desde la fecha de vencimiento original

Cuándo prescribe una deuda con Hacienda

Hacienda siempre reclama, pero aun así, la Ley General Tributaria establece con carácter general un periodo de 4 años para que la administración reclame cualquier deuda tributaria. Aquí puedes ampliar información al respecto y ver algún caso concreto. Recuerda que, en cualquier caso, el periodo de cuatro años para reclamar se detiene en el momento que Hacienda inicia el proceso de inspección o de reclamación de la deuda en este caso. En resumen: las deudas tributarias caducan a los 4 años desde que el último día de pago en plazo hábil.

Cuándo prescriben las deudas de tarjetas de crédito

Uno de los tipos de deuda más habituales donde se aplica la norma clásica. A los 5 años habrá prescrito la deuda. Eso sí, no esperes que el banco deje pasar ese tiempo sin iniciar acciones legales. A fin de cuentas, el negocio de las tarjetas de crédito está precisamente en la deuda. En resumen, que la deuda de una tarjeta prescribe a los 5 años siempre que no la reclamen con antelación.

Cuándo prescriben las deudas con la Seguridad Social

Las deudas con la Seguridad Social tienen una vida de cuatro años con carácter general. Este es el plazo que se aplicará para exigir el pago de las deudas por cuotas de la Seguridad social y también para imponer sanciones por impago. Una vez pasado ese periodo la deuda con la Seguridad Social caduca. Sin embargo, existe una excepción. Cuando la deuda no tenga que ver con las cuotas debidas a la Seguridad Social y sí con otras obligaciones, será la propia naturaleza de las mismas la que indique el plazo de prescripción. En otras palabras, existen diferentes plazos de prescripción para las deudas con la Seguridad Social en función del tipo de obligación contraída. Y es que no es lo mismo deber un recibo como autónomo que las prestaciones de los trabajadores o el abono de complementos. En cualquier caso, puedes estar seguro de que la Seguridad Social reclamará, lo que, a efectos prácticos, interrumpe el plazo de cuatro años para que prescriba la deuda. En resumen, el plazo de prescripción es de 4 años salvo casos concretos.

Cuándo prescriben las deudas por operaciones comerciales

Las deudas de la empresa en operaciones comerciales con otras compañías tienen por defecto un plazo de prescripción de 15 años. En estos casos no es tan habitual la reclamación y dependerá sobre todo de la naturaleza de la deuda y la cuantía. En términos generales, cuanto mayor sea la empresa, más fácil es que reclame. En resumen, una deuda el plazo para que caduque una deuda entre empresas es de 15 años.

Cuándo prescriben las deudas de suministros

Si has dejado a pagar el teléfono, el agua, la electricidad, el gas… o en general cualquier suministro del hogar, la deuda prescribirá a los tres años según figura en el artículo 1967 del Código Civil. Este es el plazo para exigir pagos que deban hacerse por años o por plazos más breves (mensuales o bimestrales). Sin embargo, la jurisprudencia también permite y ha aceptado reclamaciones a cinco años. De nuevo, recuerda que si se te notifica por carta la deuda este plazo no será válido. En este caso, la fecha de caducidad de las deudas por la electricidad o la prescripción de la deuda por el ADSL sí suelen alcanzarse, especialmente en el ámbito de las telecomunicaciones. Las teleoperadoras están acostumbradas a lidiar con la mora y a aceptarla como parte de su balance comercial. En resumen, las deudas de suministros y deudas telefónicas caducan a los 3 años, pudiendo extenderse a 5 en casos excepcionales. Cuándo prescribe una deuda por alquiler

El arrendamiento de inmuebles dispone de su propio artículo en el Código Civil para resolver problemas de deuda y cuándo prescriben. Se trata del artículo 166. En él se establece que una deuda por alquiler prescribe a los cinco años. Alcanzado ese periodo, desaparecerá la obligación de abonar las cantidades impagadas. Si no te han pagado el alquiler, en este artículo te explicamos qué hacer respecto a la declaración de la renta: No me pagan el alquiler ¿tengo que incluirlo en la renta? Lo más normal en el impago de arrendamientos es que no se alcance la fecha de caducidad de la deuda por alquiler. El motivo es que el arrendador suele iniciar antes las acciones legales y de comunicación para exigir el pago del alquiler o el desahucio. En resumen, que las deudas del alquiler expiran a los 5 años siempre que no se reclamen.

Cuándo prescribe una deuda por pensiones de alimentos

Para las deudas por la pensión de alimentos de los hijos se aplicará también el artículo 1966 del Código Civil. De nuevo, el plazo de prescripción de deudas por pensión de alimentos es de cinco años.

Cuándo prescribe una multa

Las multas también tienen fecha de caducidad. En este caso hay que distinguir entre cuándo prescribe la infracción por la multa y cuándo lo hace la sanción. En otras palabras, cuánto tiempo tiene el ayuntamiento o la Dirección General de Tráfico para multarnos y cuándo caduca la sanción o multa que nos han puesto. La caducidad de las infracciones está regulada por la Ley sobre tráfico. El texto diferencia entre sanciones leves, graves y muy graves. El plazo de prescripción para las sanciones leves es de tres meses. Para el resto de infracciones el plazo es de seis meses. Si superado ese tiempo no se ha notificado la sanción, esta habrá prescrito. ¿Y la prescripción de la multa? El periodo en el que nos podrán reclamar la sanción económica es de cuatro años para las sanciones económicas y de uno para el resto. Esta misma lógica se aplica a las multas por apartamiento. En resumen, que las deudas de las sanciones de tráfico prescriben en un plazo de 3 a 6 meses, pero sube a 4 años con las multas.

Cuándo prescribe una deuda municipal

Más allá de las multas, las deudas municipales tienden a centrarse en el pago de impuestos. Los ayuntamientos son los encargados de gestionar una pléyade de tributos municipales y son de las más aplicadas en reclamarlos. A modo de ejemplo, vamos a ver qué ocurre con dos de las deudas municipales más habituales: el Impuesto de Circulación y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. ¿Cuándo caduca la deuda por el Impuesto de Circulación? A los cuatro años desde que finaliza la obligación o periodo de pago. Es decir, el ayuntamiento tiene cuatro años para reclamar el pago del impuesto más los correspondientes intereses. Recuerda que estos intereses irán aumentando con e tiempo. Hay que recordar que los vehículos dados de baja no están obligados a hacer frente a la viñeta municipal. ¿Cuándo caduca el IBI? De nuevo, el plazo de prescripción del IBI es de cuatro años a contar desde que finaliza el periodo de pago. Como en el caso anterior, cuanto más tardes en pagar más intereses habrá que abonar. Además, en estos casos el ayuntamiento no se olvidará de este tributo.

Cuándo prescribe una deuda con una comunidad de vecinos

El plazo para reclamar la deuda dependerá de cuándo se haya generado. Las deudas en comunidades de vecinos anteriores al 6 de octubre de 2015 prescriben a los 15 años. El cambio legislativo introducido por la modificación del artículo 1964 del Código Civil acorta ese periodo de prescripción. Desde 2015 este tipo de mora prescribe en un periodo de 5 años.

Prescripción de las deudas en seguros

Devolver el recibo del seguro está a la orden del día. Y es que hay una serie de plazos para cancelar un seguro antes de que la póliza se renueve automáticamente. Devolver el recibo del seguro generará una deuda con la aseguradora. La compañía dispondrá de 5 años para reclamar el pago de la misma. En otras palabras, podría pedir que abones el seguro hasta 5 años después.

Diferencias entre prescripción de una deuda y caducidad de una deuda

Aunque las usamos como sinónimos, la realidad es que no lo son. El primero se refiere al derecho que tiene el acreedor de reclamar la deuda, que es lo que prescribe. Por su parte, la caducidad de la deuda es el tiempo que fija la ley para la duración de un derecho, en este caso el derecho a reclamar.

12 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page